CANCÚN, Q. ROO.– En el Ayuntamiento de Benito Juárez existe un caso de nepotismo que deriva en un posible conflicto de interés y probables actos de tráfico de influencias a favor de la empresa Ce.Ro Administración y Construcción del Caribe, S.A. de C.V, propiedad de Heyden Cebada Ramírez y Heyden Cebada Rivas, padre e hijo, respectivamente.

Cebada Ramírez es el titular de la Dirección de Desarrollo Urbano; mientras que Cebada Rivas es el síndico municipal, además de ser socios de Ce.Ro, y propietarios de la Notaría 62 de Quintana Roo, con la que cierran la pinza de sus negocios privados.

Desde el momento que se votó en Cabildo a favor de la designación de su padre como director general de Desarrollo Urbano, el síndico y sus compañeros consumaron el nepotismo dentro del municipio.

De hecho, la designación de Cebada Ramírez representó una clara violación a la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo, cuyo Capítulo II, de las Facultades y Obligaciones del Ayuntamiento, Artículo 67, fracción VI, indica lo siguiente:

“A los Ayuntamientos les estará prohibido conceder empleos en la Administración Pública Municipal a los propios miembros de los Ayuntamientos, a sus cónyuges, parientes consanguíneos en la línea recta y parientes en línea colateral hasta el cuarto grado, o parientes por afinidad”.

Según el acta constitutiva de la empresa constructora, de la cual Luces del Siglo tiene copia, el decimoprimer objeto es “gestionar ante las diferentes dependencias de gobierno la obtención de licencias, permisos, u otros documentos que se requieran para los fines de la sociedad”.

Dicha “gestión” la hace nada menos que ante la Dirección General de Desarrollo Urbano, que encabeza Cebada Ramírez, ya que la compañía se dedica, entre otras cosas, a “adquirir, enajenar, arrendar, usar, gozar, poseer, promover, dirigir, y operar por cualquier título legal, toda clase de bienes muebles e inmuebles y derechos reales sobre los mismos, incluyendo toda clase de maquinaria, equipo, accesorios, oficinas, hoteles, moteles, y demás establecimientos necesarios o convenientes para la realización de los fines anteriores”.

Además, “el fraccionamiento de terrenos, la supervisión y ejecución de toda clase de obras públicas o privadas, de administración, o a precio alzado o a precios unitarios, con las modalidades que sean necesarias para cada caso, ya sea por cuenta propia o de terceros, así como la construcción de inmuebles en general y la promoción, dirección y administración de los mismos”, entre otros objetos enumerados en el acta.

En ese contexto, al frente del área de Desarrollo Urbano del municipio, Heyden Cebada Ramírez ha tenido manga ancha para otorgar contratos y ahí radica el conflicto de intereses, donde puede sacar provecho de su puesto en la administración local para beneficiar negocios personales.

Por otra parte, Cebada Rivas, en su carácter de síndico municipal, posee como función principal la gestión administrativa del Ayuntamiento, específicamente lo que compete a la fiscalización de ingresos y egresos.

En teoría, tiene la capacidad de desempeñar un rol relevante en la lucha contra la corrupción gubernamental y la posibilidad de modificar prácticas viciadas. Sin embargo, avaló el nepotismo con la designación de su padre en Desarrollo Urbano.

La presencia de Heyden Cebada Ramírez en la administración municipal, y el conflicto de intereses que conlleva, tiene ya un historial. En el gobierno de Francisco Alor ocupó el mismo cargo, mientras que en el de Paul Carrillo fue director de Catastro.

Recientemente el presidente Andrés Manuel López Obrador exigió a funcionarios públicos, a través de un memorándum, no permitir bajo ninguna circunstancia la corrupción y el nepotismo.

Pero el llamado presidencial se ha ignorado por el gobierno municipal de Benito Juárez encabezado por la alcaldesa Mara Lezama Espinosa, quien ha violado el estado de derecho no sólo en la designación de Cebada Ramirez sino también en los casos del tesorero, Marcelo José Guzmán, y del director de Protección Civil, Antonio Fonseca.

Fuente: Luces del Siglo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *